Características de las adicciones

Cuando se habla de adicciones no siempre tienen que estar relacionadas con las drogas, también podemos hablar de adicción a la comida, compras, apuestas, sexo, alcohol, etc. Cuando se tiene una adicción y quiere dejarse, lo primero es reconocer el problema, pedir ayuda y acudir a un centro especializado en el tratamiento de adicciones en Huelva, por ejemplo.

Lo que hay que saber sobre las adicciones

Todos, quien más o quien menos, tenemos posibilidades de ser adictos a algo y cuando hablamos de adicción, debemos hacer referencia a los comentarios de la Organización Mundial de la Salud. Desde la OMS dejan claro que la adicción es una enfermedad que provoca que la persona que la sufre, tenga deseos irrefrenables de estar cerca de esa fuente de placer.

Cuando se necesita, la persona adicta pierde el control sobre su adicción a pesar de que conozca las consecuencias negativas que pueden derivar de esa dependencia. Se pueden definir dos clases de dependencia, la física y la psicológica.

En la física, el cerebro se ha acostumbrado a recibir dosis diarias de determinada sustancia, por ejemplo. Cuanto más se consume, más se acaba necesitando y el cerebro no puede prescindir de ese placer. De lo contrario se podrían producir reacciones fisiológicas adversas, lo que se conoce como síndrome de abstinencia.

Por otro lado, no podemos olvidar la dependencia psicológica se produce cuando la sustancia está asociada al placer o al refuerzo positivo. Asimismo sucede cuando su consumo nos libra de algo negativo, desinhibiéndonos, reforzando nuestra autoestima, etc.